- Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres



PUBLICACIONES NUEVAS
      

MANIFIESTO

EL PAÍS QUE QUEREMOS LAS MUJERES VENEZOLANAS


          ¿Cómo es el país en el que queremos vivir?

          Queremos vivir en un país donde comer no sea un lujo y existir no sea un acto de rebeldía contra el grupo que gobierna. Un país donde sea normal que las familias se reúnan, crezcan juntos y los abuelos envejezcan con sus nietos/as.

          Queremos vivir en un país en paz, sintiéndonos seguras, con alegría de vivir al despertar cada mañana.

          Queremos que nuestro esfuerzo sea valorado y nuestro trabajo justamente remunerado, que el sueldo nos permita vivir con dignidad y mejorar la calidad de vida de los nuestros, queremos bienestar. Un país donde no haya exclusión ni discriminación por ningún motivo, que nadie deba extender la mano ni bajar la cabeza humillada para recibir una caja de comida que no satisface sus necesidades más básicas.

          Queremos un país donde sentimientos como la nostalgia, la tristeza, la angustia, el miedo y la impotencia no sean los términos correctos para describir la cotidianidad de nuestras vidas.

          Queremos volver a comer comida de calidad, que la leche sea realmente leche, que la carne, el pollo y los huevos no sean un lujo extraordinario Que el pan llegue a las manos de todas las personas, pero fundamentalmente a las de quienes no tienen nada, que más nunca tengamos que ver a gente comiendo basura ni que los niños mueran de hambre apenas nacen.

          Queremos salir a la calle sin sentir miedo de los demás, disfrutar de un paseo, hablar con nuestros vecinos de cualquier cosa que nos dé felicidad: de los hijos que vienen, de los proyectos que realizarán, de reuniones, de viajes, de cosas agradables que nos hagan vibrar. Queremos un país donde salir de noche a festejar, cenar o compartir con amigos o familia no sea una temeridad que ponga en riesgo nuestras vidas, queremos un país donde la gente vuelva a morir de viejos, no por mengua o por inseguridad.

          Queremos preocuparnos y ocuparnos de nuestras vidas, de salir adelante, de mejorar, de hacer realidad nuestros sueños sin angustias ni miedos, tener un futuro por el cual nuestros esfuerzos valgan la pena. Queremos vivir en un país donde el trabajo digno ciertamente nos aleje de la pobreza, hacer planes de futuro que se hagan realidad.

          Queremos ver crecer a nuestros hijos y nietos, desarrollarse y volar, dentro de esta misma tierra. Que puedan soñar con una vida propia, autónoma, independiente y con dignidad, donde también ellos puedan estudiar y lograr a través del trabajo honrado, una vida que merezca ser vivida.

          Recordamos la Venezuela del pasado, un país amable, hospitalario, generoso, solidario, donde se intercambiaban hallacas y dulces en Navidad, donde se podían hacer planes, ahorrar, donde estudiar en la universidad era garantía de una mejor vida, donde el esfuerzo era recompensado, donde la palabra tenía valor y era más respetada que un documento, donde se podía pertenecer a partidos políticos opuestos y ser compadres por el bautizo de los hijos, donde pensar diferente no era un crimen ni se castigaba la disidencia.

          Queremos un cambio, exigimos un país diferente, donde haya nuevamente libertad y democracia, donde se respete profundamente al ser humano y sus derechos, un país donde haya paz y bienestar. Queremos recuperar al país decente, al país trabajador, donde la honestidad era un valor estimado, donde vivir y envejecer era una bendición.

          Aspiramos enmendar el camino, recuperar la ruta del desarrollo, limar asperezas, aumentar el respeto y la tolerancia con el diferente, eliminar la polarización, unir esfuerzos a partir de lo que amamos y nos une –Venezuela- por encima de las naturales diferencias, aprovechando el aprendizaje de todo lo vivido hasta hoy.

          Ese es el país que queremos y al cual no vamos a renunciar, las mujeres queremos un país decente y próspero , que nos acoja a todos, esperamos lograrlo con la participación comprometida de todas y todos quienes habitan esta Tierra de Gracia muy bendecida por Dios…





Respuesta del Observatorio a la invitación de la Ministro de la Mujer a la convocatoria a una reunión para tratar el tema de la constituyente.

Caracas, 06 de mayo de 2017
Ciudadana Ministra para el Poder Popular
Para la Mujer y la Igualdad de Género
Blanca Eekhout
SU DESPACHO


El Observatorio Venezolano de los DDHH de las Mujeres considera pertinente dirigirse a las mujeres venezolanas y a la opinión pública en general para comunicarle las razones por las que ha rechazado la invitación formulada por la Ministra Blanca Eekhout para participar en un encuentro que tiene como pretexto “abordar aspectos que servirán de fundamento a la conformación y funcionamiento de la Asamblea Nacional Constituyente”. Nos sorprende esta convocatoria ya que en el pasado reciente nunca hemos sido convocadas a participar en los debates sobre las leyes que a bien tuvo discutir la Asamblea Nacional ni para compartir el diseño y aplicación de políticas públicas dirigidas a nuestras mujeres en la defensa de sus DDHH. Sospechamos que se trata de una emboscada que pretende que actuemos como comparsa en el aval que dicha reunión daría a la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente. Consideramos que la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, tal como ha sido formulada, es espúrea ya que no parte de un referéndum que consulte al pueblo soberano sobre si está o no de acuerdo con dicha convocatoria.

Nos parece que se trata de una maniobra para eludir las aspiraciones de la mayoría del pueblo que reclama respeto a la Constitución vigente, elecciones generales, libertad de los presos políticos y respeto a las facultades constitucionales de la Asamblea Legislativa Nacional. Dicha convocatoria es un paso más del golpe de Estado que ha venido ejecutando el gobierno presidido por Nicolás Maduro. Es arbitraria, muy propia de una dictadura de carácter fascista.

Por algunas de las pistas que ha dado el propio Nicolás Maduro se trata de una convocatoria amañada que le garantizaría al régimen una mayoría complaciente.

De lo que se sabe se desprende que se pretende crear un Estado corporativo similar a las experiencias fascistas de Franco en España y de Mussolini en Italia. En dicho Estado se suprimiría el equilibrio y la independencia de los poderes públicos. Es evidente que una Asamblea Nacional Constituyente con estas características y a la cual se le da de antemano el carácter de originaria disolvería a la Asamblea Nacional actual que fue electa en diciembre del 2015 con una mayoría aplastante que otorgó dos tercios de diputados a las planchas de la Mesa de la Unidad Democrática.

Nos sumamos solidariamente a las valientes luchas que están desarrollando mujeres y hombres del pueblo venezolano y condenamos la salvaje represión que ha ocasionado ya decenas de asesinados por los cuerpos represivos del régimen.

Firman,

Virginia Olivo de Celli
Isolda Heredia de Salvatierra
Lilia Arvelo
María Cristina Parra
Ofelia Alvarez Cardier
Magally Huggins
Evangelina García Prince
Luz Beltrán
Beatriz Gerbasi
Sonia Sgambatti
Beatriz Rodríguez
Ana María Risso
Griselda Barroso
Adicea Castillo
Yolima Arellano
Hisvet Fernández
Ileana La Rosa
Gladys Parentelli
Céfora Contreras
Rosa Paredes






NOTA DE PRENSA

Ginebra, 20 de octubre de 2014

Las dirigentes del Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres, Isolda Salvatierra y Lilia Arvelo,intervinieron hoy ante el Comité de Expertos CEDAW.

De la intervención de Isolda Salvatierra destaca:

  • La Ley Orgánica de los Derechos de las Mujeres para la Equidad e Igualdad de Género se encuentra paralizada desde 2008.
  • No se ha reformado el Código Penal.
  • A las mujeres venezolanas no se les garantiza el acceso a la Justicia. El sistema de Justicia es insuficiente e ineficiente.
  • No hay estadísticas sobre Violencia contra las mujeres.
  • No existen campañas de medios masivos para contrarrestar los estereotipos patriarcales.
  • Hay un proceso creciente de violencia de género por parte de cuerpos policiales.
  • El femicidio fue aprobado como delito.
  • Las mujeres privadas de Libertad no tienen garantía de que sus derechos humanos
  • sean respetados. Caso emblemático de Maria de Lourdes Afiuni .
A su vez Lilia Arvelo destacó:
  • La desigualdad e inequidad de género en la representación de las mujeres en los cuerpos deliberantes de elección popular, en Gobernaciones y Alcaldías. Se refirió a la disminución de la calidad de la educación y politización de la misma, la deficiente formación en asignaturas científicas y la exagerada flexibilidad de la normativa de los estudiantes para ser promovidos.
  • El embarazo adolescente producto de la falta de educación en sexualidad y carencia de fármacos para su prevención.
  • El cáncer de mama como primera causa de muerte oncológica en Venezuela y la falta de equipos y medicamentos que agrava la crítica situación.
  • La inexistencia de retrovirales que pone en riesgo de muerte a los enfermos de VIH/SIDA


EL SISTEMA ELECTORAL VENEZOLANO DESDE LA PERSPECTIVA DE GÉNERO.


            El Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres fue invitado por el Centro de Estudios políticos de la Universidad Católica Andrés Bello a desarrollar el Foro “Desafíos para el acceso de las Mujeres al Poder: el Sistema Electoral Venezolano desde la perspectiva de género”, con el propósito de crear un espacio de encuentro entre las organizaciones de mujeres vinculadas a temas de participación política y electoral,

            El Foro tuvo lugar el 10 de julio en el auditorio del Centro Cultural Padre Plaza-UCAB, fue instalado por Benigno Alarcón, Director del Centro de Estudios Políticos-UCAB e Isolda Salvatierra, Coordinadora Nacional del Observatorio. Hubo tres intervenciones de expertas nacionales e integrantes de la Coordinación del Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres: Virginia Olivo, Magally Huggins y Evangelina García. Paula Soto del Instituto Nacional de las Mujeres de México fue la invitada internacional. El trabajo del destacado grupo de participantes se enriqueció con los aportes de las dos mesas de trabajo donde se profundizó en las presentaciones de la mañana y se aportaron propuestas concretas. La mesa de Desafíos sociopolíticos para la inclusión de las mujeres en el poder fue moderada por Lilia Arvelo con la relatoría a cargo de Ana Mary Risso, mientras que la de Diseño Institucional y los cambios en la normativa electoral necesarios para garantizar la participación política con paridad y alternabilidad, contó con la moderación de María Gabriela Cuevas y la relatoría de Yolima Arellano.

            Algunos aspectos resaltantes acerca de los derechos humanos de las mujeres en Venezuela presentados en la exposición de Virginia Olivo fueron: el aumento de la pobreza de los venezolanos que asciende a más de nueve millones de habitantes y en la que son mayoría las mujeres; la mortalidad materna y el embarazo adolescente que trae con consecuencia que el 22% de los nacidos vivos sean de madres adolescentes que son a su vez 10% de las jefes de hogar mujeres; la brecha salarial entre las mujeres ocupadas a pesar de que tienes más años de estudio y que hace que reciban el 82% del salario de los hombres , así como la baja representación política que trae como consecuencia el que tengamos en el parlamento 16% de mujeres lo que está por debajo del promedio de América Latina y el Caribe ( 24.5 %), y del mundo ( 20%). Concluyó señalando que es urgente que la Sub Comisión de estadísticas de Género del Instituto Nacional de estadística produzca datos actualizados y confiables a fin de hacer propuestas orientadas a atacar las violencias contra las mujeres que siguen afectándolas a pesar de la ley aprobada en 2007.

            Magally Huggins, al referirse a los cambios sociopolíticos en el rol de la mujer venezolana planteó el retroceso sufrido en la democratización de la democracia con la división del movimiento de mujeres venezolano y la aparición en altos cargos del Estado de mujeres jarrones que sirven al caudillo y olvidan sus compromisos de género. Se refirió muy especialmente a la alta participación de mujeres jóvenes, activistas y líderes, en las protestas populares de los primeros cuatro meses del año 2014 e insistió en que democratización de la democracia con la perspectiva de género implica la participación en igualdad de condiciones.

            Evangelina García Prince señaló que así como tenemos igualdad en la ley no tenemos igualdad ante la ley. Planteó como una propuesta realista la creación de una zona de paridad del 40 al 60%. Propuso la reforma de la Ley de Procesos Electorales en la que se incluya la zona de paridad (60-40) con alternabilidad, de acuerdo a las circunscripciones electorales, extendiendo el mandato de paridad a los partidos políticos, grupos de electores o coaliciones.Insistió en la reforma de la Ley de Partidos Políticos y Organizaciones Políticas en la que deben aparecer no sólo los deberes sino también los derechos de los militantes, de los estatutos con los requisitos para los procesos internos y la asignación de recursos de fuentes oficiales.

Click aquí para leer las ponencias en la sección de documentos


VENEZUELA NO CUMPLIRÁ LAS METAS DEL MILENIO

Mientras el Gobierno no informa o tergiversa la realidad, informa con retraso o de manera inexacta, el Observatorio Venezolano de las Derechos Humanos de la Mujeres preparó un informe de la situación donde señala ,entre otros aspectos, que: la Mortalidad Materna es igual a la de 1990, la cantidad de mujeres en cargos de elección popular está por debajo del promedio de América Latina y el Caribe; las diferencias salariales entre hombres y mujeres siguen presentes y son mayores entre los que estudian menos; y son más los hogares con jefes de hogar mujeres mientras estos hogares siguen siendo los más pobres entre los pobres. A lo que se agrega que tenemos el mayor número de madres adolescentes de América Latina.

Mujeres más allá del 2015             Versión inglesa: Women beyond 2015

Sesión # 58 de la Comisión del Status de la Mujer. ONU Mujeres Venezuela no cumplirá las Metas del Milenio.


La Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres Venezolanas

Después de varias idas y venidas, con una importante carga de experiencias, informaciones, contactos, conversaciones, reflexiones y con decisión optimista y esperanzadora, presentamos a todas/os nuestras/os lectoras/es este espacio de intercambio, información, reflexión y convocatoria: el sitio web del Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres: nuestro sitio web sobre los derechos humanos de las venezolanas de todas las edades y condiciones y todas aquellas mujeres que convivan en nuestro territorio.

Este es un espacio nuestro, de las/os venezolanas/os conscientes del papel fundamental que tienen los derechos humanos para la democracia, la justicia, el desarrollo y la paz.

Les esperamos como visitantes asiduas/os de nuestra página, como interlocutoras/es y colaboradores/as de este espacio que está destinado a ser de todos y de todas en defensa de los derechos humanos de las mujeres en Venezuela.

BIENVENIDAS/OS A NUESTRO SITIO

Reconocimientos a la labor del Observatorio

El Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres recibió Mención Especial de la Orden Luis María Olaso (2009) por su labor en la defensa de los Derechos Humanos de las mujeres.